fbpx

Consejos que no debes olvidar si quieres hacerte un blanqueamiento

Un blanqueamiento dental es un tratamiento odontológico, no es un tratamiento meramente estético
Más info

Un blanqueamiento dental es un tratamiento odontológico, no es un tratamiento meramente estético que se puede hacer en cualquier lugar. Es decir, es un tratamiento por el que puedes modificar el color de los dientes haciéndolos más claros que debe ser efectuado por un dentista colegiado que será quien diga los requisitos previos de salud que debemos cumplir.

En la odontología estética, el blanqueamiento dental es un tratamiento dental estético que logra reducir varios tonos el color original de las piezas dentales, dejando los dientes más blancos y brillantes.

El blanqueamiento dental se puede realizar en consultorio o en el hogar, aunque no es posible comprar los mismos tratamientos para uso personal. Sin embargo, algunos odontólogos alertan sobre el posible daño a las piezas dentales si se utilizan éstos en alta concentración sin la prescripción ni el seguimiento de un odontólogo.

El blanqueamiento de los dientes permite eliminar la mayoría de las manchas producidas por el té, café, cigarrillos, vino tinto, entre otras sustancias y alimentos. Sin embargo, no todas las manchas u oscurecimientos dentales son eliminables o mejorables a través del blanqueamiento dental y pueden requerir de otro tipo de tratamientos odontológicos estéticos como el uso de carillas.

Nuestra relación con el dentista se ha visto modificada durante los últimos años. Antes, acudir a uno era sinónimo de tener algún problema dental (como caries o pérdidas de piezas) o de las encías (gingivitis, periodontitis, etc.). Ahora, en un afán por tener una dentadura perfecta, se recurre a ellos para recibir tratamientos estéticos como ortodoncias invisibles o blanqueamientos dentales.Estos últimos se han convertido en uno de los tratamientos más demandados en las clínicas dentales. 

Una de las primeras cosas que observas cuando conoces a alguien es su boca. Una imagen de una sonrisa blanca siempre produce mejor impresión que una que no lo sea tanto. Así, en los últimos años, se ha incrementado el número de servicios demandados a los profesionales de la Odontología en temas de blanqueamiento dental. Pero, ¿sabemos qué es? ¿Cómo se hace? ¿Qué peligros evitar o qué cuidados hemos de tener?    

Lucir una sonrisa perfecta está en nuestros días al alcance de todos: a través de distintos tratamientos podemos alinear nuestros dientes y, por supuesto, blanquearlos para conseguir una bonita sonrisa, nuestra mejor carta de presentación. Quizás ya te has hecho algún blanqueamiento dental o puede que estés pensando en hacerte uno en los próximos meses, pero ¿sabes cada cuánto tiempo puedes repetirlo o cómo se realiza el mantenimiento para conseguir los mejores resultados? 

Los blanqueamientos dentales, como el resto de tratamientos, no son permanentes. Su duración dependerá de las características de cada persona y de sus hábitos de vida. Lo normal es que los resultados de  un blanqueamiento dental perduren al menos 12 meses, pero con tratamientos complementarios, como el  refuerzo de blanqueamiento dental los resultados pueden mantenerse a más largo plazo.

Hábitos de vida que te ayudarán a mantener los efectos de tu blanqueamiento

  • Evita aquellos alimentos o bebidas que tiñen los dientes: el vino tinto, el té, las bebidas de cola o el café pueden teñir tus dientes. Pero también algunas comidas que incluyen colorantes artificiales como paellas, frutas como las fresas o los arándanos y dulces como los caramelos o los polos de colores. Los compuestos coloreados de estos alimentos son absorbidos por el esmalte produciendo manchas. En caso de que los tomes: usa una pajita para evitar que el líquido esté en contacto con los dientes, enjuágate la boca con agua tras hacerlo y, si no puedes, masca un chicle sin azúcar.
  • No fumes: está demostrado que el tabaco es uno de los principales agentes que manchan los dientes, y es probable que te hayas realizado un blanqueamiento dental para contrarrestar sus efectos; por ello, si quieres mantener tus dientes blancos durante más tiempo, plantéate abandonar ese hábito que, además de manchar tus dientes, es el responsable de otras enfermedades de la boca, como la halitosis o el cáncer oral.
  • Mantén una higiene dental adecuada: lava tus dientes tras cada comida y antes de acostarte. Pídele a tu dentista que te recomiende un dentífrico y un colutorio que no incluyan entre sus ingredientes colorantes.
  • Planifica con el dentista tus revisiones periódicas: tras el tratamiento puede haber cierta sensibilidad dental, por lo que es importante realizar una revisión unas semanas después que confirme que ese problema ha sido pasajero. El resto de revisiones se realizarán pasados 6 meses.

 

Revisión, radiografía digital y diagnóstico gratuitos en la primera visita · Infórmate sin compromiso

Aviso legal y la politítica de privacidad

FAQ’S BLANQUEAMIENTO DENTAL

¿?

Cuidados y precauciones

Lo más importante antes de comenzar con un blanqueamiento dental es que lo hagamos sobre una boca totalmente sana. Debemos asegurarnos de que no tenemos ninguna caries a través de la cual puedan penetrar los agentes blanqueadores y crearnos una mayor sensibilidad dental.

Además, también se realiza previamente al blanqueamiento una limpieza bucal que nos permita eliminar las manchas más superficiales de los dientes. De este modo, el agente blanqueador entrará en contacto directo con la superficie del diente y el blanqueamiento tendrá un mejor resultado.

Qué acciones debemos evitar al blanquear los dientes

Una vez que hemos blanqueado nuestros dientes, o mientras nos encontramos en proceso de blanquearlos, es importante que eliminemos de nuestra dieta aquellos alimentos que puedan dar lugar a manchas en el esmalte dental debido a que contengan una gran cantidad de pigmentos o una alta concentración de ácidos. Así, bebidas como el té, el café o el vino tinto, o alimentos como los frutos rojos deben mantenerse alejados de nuestros platos.

Además, podemos experimentar una mayor sensibilidad dental, por lo que también es buena idea prescindir de los alimentos y bebidas muy calientes o muy fríos.

¿Cada cuánto tiempo puedo blanquearme los dientes?

No debemos olvidar que cuando hablamos del blanqueamiento dental nos estamos refiriendo a un tratamiento médico, por lo que será el médico especialista el encargado de recomendarnos cuándo debemos repetirlo y qué método es el mejor para nosotros.

El blanqueamiento dental, independientemente del método que se utilice, suele ser muy duradero, sobre todo si desde el momento en que lo realizamos hacemos también un seguimiento y evitamos bebidas, alimentos y hábitos (como el tabaco) que puedan provocar manchas. Dependiendo de esto y también de nuestra propia salud dental, el dentista estimará cada cuánto hay que repetirlo: si hay reaparición de manchas puede hacerse una vez al año.

Aun así, el profesional médico nos encargará hacer sesiones de control o mantenimiento (mucho más cortas que las sesiones de blanqueamiento iniciales) para asegurar el blanco de nuestra sonrisa.

Call Now ButtonPEDIR CITA
Share This