fbpx

¿Se acabaron las vacaciones?

Las vacaciones son el momento más esperado del año por muchos, es la época en la que descansamos, pasamos más tiempo con nuestros seres queridos, tenemos la oportunidad de conocer nuevos lugares, nos damos el permiso de romper con ciertas rutinas y costumbres como nuestra dieta, la rutina de ejercicio o la hora de dormir. Pero se acabaron las vacaciones y es hora de volver a la realidad.

Hay a quienes se les facilita regresar a su vida cotidiana y recuperan los hábitos de sueño, alimentación y rutinas diarias sin mucho esfuerzo; sin embargo, para las personas a las que se les dificulta volver a las actividades laborales y escolares, aquí les dejamos algunos consejos para hacer más placentero su regreso.

  1. Volver a la rutina gradualmente. Date un periodo de tiempo prudente en donde poco a poco vuelvas a retomar hábitos, no te presiones para volver a la rutina de un día para otro, recuerda priorizar las actividades que son más importantes o urgentes de retomar y ve añadiendo nuevas actividades un día a la vez.
  1. Empieza a madrugar días antes de tu regreso a clases o al trabajo. Una de las actividades más difíciles de retomar para algunos, es levantarse temprano. Ayuda a tu cuerpo a asimilar el regreso a la cotidianidad, despertándote temprano algunos días antes para hacer diferentes actividades, de esta forma, cuando llegue el día de regreso al trabajo o la escuela, no te va a dar tanta pereza levantarte.
  1. Establece horas de ir a dormir. Para poder levantarte con mayor facilidad y tener la suficiente energía durante todo el día en tus actividades diarias, es necesario que adquieras nuevamente el hábito de ir a la cama a una hora prudente para descansar entre 7 y 9 horas.
  1. Retoma tus hábitos alimenticios. Después de la época de diciembre, en donde comimos de más por las fiestas y novenas, debemos retomar nuevos y mejores hábitos alimenticios. Recuerda comer muchas frutas, verduras y proteínas, así vas a estar en mejor estado de salud para volver a la vida diaria.
  1. Establece metas para el nuevo año. Tener objetivos claros para el año que comienza te motivará a empezar tus actividades con la mejor energía, traza metas con fecha de caducidad y pon en marcha un plan para lograrlas, este es un paso muy importante para empezar con pie derecho el año.
  1. Planifica los primeros meses del año. Teniendo claras las metas para este nuevo año, planifica detalladamente por lo menos los primeros tres meses del año, esto te ayudará a organizar tus ideas y actividades, así no te sentirás abrumado por intentar hacer todo al mismo tiempo.
  1. Consentirte estrenando algún objeto o artículo útil para iniciar tus actividades laborales o escolares será un motivo para comenzar con más ganas. Puede ser una nueva maleta, un cuaderno o kit de lapiceros.
  1. Ten una actitud positiva. Quejarte por volver al trabajo o escuela hará más difícil el regreso, para ti y para los que están a tu alrededor. Pensar positivamente, sacar siempre lo mejor de cualquier experiencia y disfrutar al máximo tu trabajo es la mejor actitud que puedes adquirir.
  1. No dejes todo para lo último. Intenta adelantar las tareas que más puedas, así cuando llegue el día de regresar, tienes más tiempo de encargarte de tareas más importantes.
  1. Recuerda divertirte. El final de las vacaciones no significa que se acaba la diversión, recuerda sacar tiempo para divertirte con tu pareja, familia o amigos. Ve a cine, haz algún deporte, sal a comer y a compartir con las personas que disfrutan este tipo de planes.

No te preocupes, te ayudamos a pasar de la rutina, la clave está en tu sonrisa.

Share This